Cómo Monsanto trasladó sus riesgos a Bayer

En junio de 2018, la corporación alemana Bayer se convirtió en el propietario de Monsanto. Hablaron de un «acuerdo histórico», no solamente por el precio de compra de $ 63 mil millones de dólares. ¿Pero fue realmente un buen negocio? Si es así, ¿para quién?

Casi no hay ninguna empresa que sea tan criticada como la compañía química estadounidense. Sus productos como el pesticida glifosato son considerados en todo el mundo responsable por la muerte de las abejas, el cáncer y la contaminación de regiones enteras. ¿Por qué Monsanto?

Dos meses después de la fusión, en agosto de este año, un tribunal de San Francisco condenó a Monsanto, ahora Bayer, de pagar a un jardinero con cáncer terminal, 289 millones de dólares. Hasta ese momento, la empresa alemana no pudo ver los libros internos de Monsanto, recién ahora se da cuenta de la situación legal. Ya hay 5200 juicios pendientes en los EE.UU. y la cifra sigue aumentando. Claro, los jueces estadounidenses van a juzgar ahora con gusto a Monsanto porque la cuenta pagan los alemanes. Por el momento, no está del todo claro qué riesgos sigue enfrentando Bayer y Alemania. Bayer mantiene el acuerdo de fusión con Monsanto secreto. Pero yo lo obtuve de otra fuente y lo puse en mi página de internet.

El que se ha beneficiado hasta ahora con la fusión, es el principal accionista de la Bayer y a la vez de Monsanto, además posee un gran paquete de acciones de la competencia, las dos principales compañías químicas de los Estados Unidos: DuPont y Dow. El administrador de fondos BlackRock. ¿Está él atrás de esa fusión?

En el documental de 22 minutos entrevisté a la ONG que trabaja desde décadas sobre “los peligros de Bayer”, la CBG, ademas al economista sobre los nuevos players en el escenario financiero global. Y cuento de la alianza del complejo químico alemán con la industria de EE.UU., la alianza entre la IG Farben y Standard Oil, en épocas de la Segunda Guerra Mundial.

Fuente: Gaby Weber

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *